Redacción. Quito
La Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), ha informado que la aplicación de la vacuna contra el papiloma humano (VPH) en adultos desde los 27 a los 45 años para la prevención de cáncer cervical y otros tumores malignos ha sido aprobada.

Los desarrolladores de la vacuna han estimado que hasta el 93 por ciento de los casos de cáncer cervical podrían prevenirse no solo a través de la detección temprana, sino también con vacunas preventivas contra el VPH.

El medicamento para la prevención de nueve de las diversas cepas del virus, transmitido sexualmente corresponde a Gardasil 9, y ha sido fabricado por la empresa farmacéutica Merck, ha indicado la FDA.

“Es un enorme avance porque esta población está muy expuesta y sufre las consecuencias del VPH y ahora tendrá la oportunidad de estar protegida”, ha dicho Lauren Streicher, del Centro de Medicina Northwestern para Medicina sexual y menopausia, y ha agregado que las mujeres entre los 30 y 40 años se han vuelto cada vez más vulnerables porque ahora hay más personas solteras y sexualmente activas que nunca.

La vacuna que anteriormente solo había sido aprobada para personas de hasta 26 años, también ayuda a prevenir verrugas genitales, cánceres cervicales, cánceres orales y lesiones precancerosas vulvares, vaginales y cervicales, ha expresado Streicher.

Por su parte, Lois M. Ramondetta, profesora de oncología ginecológica en el Anderson Cancer Center de Houston, ha mencionado que “esta vacuna tiene el objetivo de que las personas que no han sido expuestas a las nueve cepas que cubre la vacuna puedan protegerse de ellas ya que es una vacuna de prevención”.

Fuente (Redacción Médica)