La Organización Mundial de Salud llama la atención sobre la importancia de la identificación temprana y la intervención para la pérdida auditiva.