El Ruido es un contaminante “invisible”, al que la mayor parte de la población otorga muy poca importancia a pesar de los numerosos estudios científicos y médicos que prueban el impacto que tiene el ruido en la salud y la calidad de vida de las personas.