Carlos Durán, viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud.

Jonathan Veletanga
REDACCIÓN MÉDICA ha conversado con Carlos Durán, viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud, sobre algunas estrategias implementadas por el Ministerio de Salud Pública (MSP) para brindar un mejor trato dentro de los servicios de salud; aumentar la cobertura de servicios sanitarios; reducir la desnutrición, entre otros objetivos.

Los profesionales de la salud son el eje fundamental de todas las acciones que implementamos y hacemos, por lo que, están pensadas desde la lógica de nuestro propio personal para preservar su bienestar”, ha subrayado el funcionario.

Trato por el buen trato
Durán ha explicado que la campaña ‘Hagamos un trato por el buen trato’ es un pilar fundamental para dar un salto en la calidad de la atención. En este sentido ya se ha publicado la primera norma técnica de calidad en los servicios de salud y además se ha implementado el programa del ‘paciente fantasma’.

Según ha indicado, el programa del ‘paciente fantasma’ consiste en una persona que actúa (puede ser del MSP o contratada específicamente para esta iniciativa), que va a los servicios de salud y hacen todo el proceso como cualquier otro paciente para encontrar los puntos complejos que se deben ir corrigiendo, es decir, “van anotando cada cosa que les parece crítica y luego con un ejercicio de compilación y análisis se identifican los nudos críticos
En este sentido, el funcionario ha señalado que ya se han analizado los primeros datos de una cierta cantidad de pacientes fantasmas a nivel nacional, y como resultado se han identificado algunos temas complejos que ya se han ido corrigiendo.

“Todo esto nos ha permitido tener evidencia mucho mas real de lo que estaba pasando en el trato de los servicios de salud. Así que, estamos contentos con eso y la gente en general está muy comprometida con el buen trato como parte de la política de mejora continua de la calidad de nuestros servicios”, ha enfatizado.

Dentro de la campaña además se están realizando charlas motivacionales; encuestas a servidores públicos y ciudadanos para tener una retroalimentación; medición del clima laboral; talleres sobre valores, trabajo en equipo, entre otros temas. “Estamos tratando de recuperar la idea de que una sonrisa puede tener mucho más impacto que un nuevo centro de salud o un nuevo hospital”, ha acotado Durán.

Consumo problemático de drogas

“El consumo problemático de drogas es un problema de salud púbica,  el país no criminaliza el consumo de alcohol y otras drogas. Nuestro enfoque es el de reducción de riesgos”, ha comentado Durán.

“Actualmente contamos con una gran cantidad de personal en todo el país que puede atender casos de consumo problemático de drogas en el primer nivel. Sin embargo, para quienes requieren un tratamiento mucho más especializado tenemos los Centros Especializados de Tratamiento para personas con consumo problemático de alcohol y otras Drogas (CETAD)” ha enfatizado Durán.

En este sentido, ha informado que a nivel nacional existen 743 establecimientos de salud de primer nivel que brindan atención en Salud Mental; 45 establecimientos de salud tienen una cartera ampliada que brindan atención integral a personas con consumo problemático; 12 CETAD públicos y 83 CETAD privados, aprobados por la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (ACESS). Además, 704 psicólogos y 72 psiquiatras trabajan en la red de salud del MSP.

Nutrición
Durán ha expresado que se está elaborando el Plan Intersectorial de Alimentación y Nutrición, el cual se espera lanzar en el primer trimestre del 2018 y que está enfocado a alcanzar al 2021, tres indicadores del Plan Nacional de Desarrollo ‘Toda una Vida’, que son: reducir del 24.8 al 14,8 por ciento la desnutrición crónica en menores de 2 años; reducir del 23.9 al 13.2 por ciento la desnutrición crónica en menores de 5 años; y reducir del 31.2 al 29.4 por ciento la obesidad y el sobrepeso en niños de 5 a 11 años.

Creemos que es posible lograrlo, principalmente porque tenemos ejemplos referenciales en la región como Perú y Bolivia”, ha sostenido el viceministro.

Médico del Barrio

El viceministro ha comentado que el Médico del Barrio es una estrategia que plantea una reorganización de los servicios de salud a nivel local y que permite identificar a grupos prioritarios y vulnerables como mujeres embarazadas, infantes en riesgo de desnutrición, pacientes con diabetes o hipertensión, adultos mayores y personas con algún tipo de discapacidad.

El plan inicial es implementar la estrategia en nueve cantones cada mes, no obstante, se está analizando si es que se puede acelerar un poco su implementación, ya que se pretende que todo el país cuente con el Medico del Barrio hasta el 2019.
Al momento, el Médico del Barrio ya se ha implementado en 14 cantones y 13 parroquias de Quito. En enero se van a implementar en 9 cantones más. FUENTE: https://www.redaccionmedica.ec