Tienen características especiales que las hacen idóneas para detectar ácidos nucleicos.

Jennifer Doudna, investigadora de la Universidad de California.

Redacción. Quito
Jennifer Doudna, investigadora de la Universidad de California en Berkeley y Feng Zhang, investigador del Broad Institute del MIT, han presentado esta semana en Science, estudios separados sobre dos nuevas plataformas basadas en CRISPR para detectar enfermedades, denominadas ‘Detectr’ y ‘Sherlock’, las cuales no han usado la proteína Cas9, sino otras denominadas Cas12a y Cas13, respectivamente, que cortan el ADN de manera distinta a Cas9.


Según lo informado, estas plataformas de detección de ácidos nucleicos pueden diagnosticar el papiloma humano, zika, dengue, entre otras enfermedades.

Los investigadores han sostenido que estos bisturís moleculares tienen unas características que los hace idóneos para detectar minúsculas cantidades de un virus en una muestra de sangre.

Detectr

Jennifer Doudna y su equipo de investigadores han observado que cuando la proteína CRISPR-Cas12a (originalmente llamada Cpf1) se une y corta una secuencia de ADN de doble cadena dirigida, desata el corte indiscriminado de todo el ADN de cadena sencilla en un tubo de ensayo.

“La mayor parte del ADN de una célula tiene forma de hélice de doble cadena, por lo que no es necesariamente un problema para las aplicaciones de edición de genes. Sin embargo, esto nos permite utilizar una molécula ‘indicadora’ de cadena sencilla con la proteína CRISPR-Cas12a, que produce una señal fluorescente cuando ha encontrado su objetivo”, han dicho los investigadores.

En este sentido, aprovechando esta actividad, los investigadores han desarrollado la plataforma de detección de ácidos nucleicos ‘Detectr’, capaz de identificar con éxito la presencia del virus del papiloma humano (VPH) en muestras clínicas, incluso con pequeñas cantidades de ADN. “La tecnología es altamente sensible, rápida y específica y puede distinguir los tipos VPH16 y VPH18”, han sostenido los autores.

Sherlock

El laboratorio de Feng Zhang ha desarrollado una versión mejorada de su sistema CRISPR de detección de ácidos nucleicos Sherlock. En esta ocasión, han utilizado enzimas Cas13, en combinación con Cas12a y Csm6, para detectar diferentes objetivos, como el virus del zika y dengue.

Según los investigadores, cuando la proteína Cas13 localiza y corta su objetivo específico, se activa y corta indiscriminadamente otros ARN cercanos. Precisamente esta es la actividad en la que se basaron los autores para diseñar esta plataforma, la cual es compatible tanto con el ADN como con el ARN.

“El potencial de diagnóstico de Sherlock se basa en hebras adicionales de ARN sintético que se utilizan para crear una señal tras ser escindido. Cas13 cortará este ARN después de que golpee su objetivo original, liberando la molécula de señalización, lo que da como resultado una lectura que indica la presencia o ausencia del objetivo”, ha indicado los investigadores.