Wilson Merino, coordinador del Acuerdo Contra el Cáncer.

Cristina Coello. Quito
Tras un taller técnico sobre el ‘Cáncer en el Ecuador’, realizado en la Asamblea Nacional (AN) con diferentes actores involucrados en el tema, la agrupación Acuerdo Contra el Cáncer ha dicho que siete ejes de su propuesta legal “son irrenunciables”.

Wilson Merino, representante de la agrupación que reúne a varias organizaciones sociales, ha resaltado la apertura tanto de las autoridades de la AN, la Comisión del Derecho a la Salud, la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca), la Organización Panamericana de la Salud (OMS/OPS), la Seguridad Social (IESS) y otros, para llegar a acuerdos y lograr incluir los diferentes aspectos de la enfermedad en el proyecto de Código Orgánico de Salud (COS).

En entrevista con REDACCIÓN MÉDICA, el activista ha resaltado que “fue una reunión muy favorable, ya que el debate enriquece la posibilidad de llegar a consensos y a establecer las prioridades”. Ha mencionado el apoyo del viceministro de Salud, Carlos Durán, a cuatro de esos ejes principales, de los cuales, tres ameritan una revisión, principalmente para hacerlas operativas, ha dicho.

Por otra parte, Merino se ha mostrado entusiasmado de que el presidente de la Comisión de la Salud, William Garzón, también se ha comprometido a analizar cada uno de los ejes e integrarlos, en la medida de lo posible, al proyecto de COS. Merino ha adelantado que ya se ha logrado incluir en la propuesta de ley la licencia anual para el chequeo médico preventivo femenino y los cuidados paliativos para pacientes terminales.

“El que ya exista un capítulo de cáncer en el COS es el resultado de esta iniciativa ciudadana y finalmente esperamos que estos 7 anhelos sean incorporados para defender un COS que revolucione la vida de los ecuatorianos”, ha señalado el activista.

Los siete ejes 

Merino ha explicado que de los 65 artículos presentados en la propuesta respalda por más de 111 mil firmas ciudadanas, son siete “los ejes irrenunciables para nosotros”. El primero se refiere al trabajo. Solicitan estabilidad laboral y licencias para los pacientes, padre, madre o cuidador primario del enfermo de cáncer. “El 77 por ciento de las madres con hijos enfermos de cáncer han dejado de trabajar por dar acompañamiento en el tratamiento. Por lo tanto, hay que proteger a la familia”, ha mencionado.

Luego está el transporte. Solicitan la accesibilidad oportuna de los pacientes al transporte público para recibir atención de salud integral o que se les proporcione de los medios de movilización tanto del paciente como del acompañante. También de una tarifa preferencial del 50 por ciento en los servicios de transporte terrestre y comercial.

En educación, enfatizan en la no discriminación e inclusión de los estudiantes con cáncer, así como de la capacitación a la comunidad educativa.

También han resaltado el tema de prevención y promoción. La agrupación ha propuesto crear una Comisión de Determinantes Sociales contra el cáncer para coordinar la promoción y difusión de políticas públicas en beneficio de los pacientes oncológicos.

Apoyo emocional, investigación y el reconocimiento al voluntariado son los últimos ejes que ha resaltado el Acuerdo en la reunión.

Merino ha insistido en que el cáncer “no es solo un tema médico. Tiene un contexto relacionado, entre otros, a los determinantes sociales de la salud”, de allí que es importante la articulación institucional, participación ciudadana y el cuidado del paciente y su entorno familiar, ha concluido. FUENTE: https://www.redaccionmedica.ec